Icono correo
Mazda Seat Cupra Mitsubishi MG Seat MO Ocasion Gil Das Welt Auto Spoticar Mazda Selected

¿Me pueden multar por llevar el coche sucio?

¿Me pueden multar por llevar el coche sucio?

Sí, llevar el coche sucio es un motivo de multa para la DGT. En este artículo te explicamos por qué, cómo evitar una sanción y cuánto te puede costar incumplir la normativa de la DGT

Todos conocemos que sobrepasar el límite de velocidad o aparcar en prohibido son los principales motivos de multa para la DGT…Sin embargo, no todo el mundo sabe que llevar el coche sucio puede ser también un motivo de multa. 

Elementos a tener en cuenta si llevas el coche sucio

Mantener el coche limpio no es solo una cuestión de estética, lo cierto es que la suciedad o los elementos extraños (como papeles, hojas de los árboles, etc.) pueden resultar peligrosos a la hora de conducir y provocar un accidente. 

Si no quieres arriesgarte a que te llegue una multa de la DGT, hay tres elementos que debes mantener especialmente limpios en tu vehículo: los cristales, los faros y la matrícula

  • Los cristales del coche, especialmente el cristal delantero y los retrovisores deben estar limpios para permitir una correcta visibilidad. Es muy habitual que las hojas de los árboles, el polvo de la carretera, los mosquitos, y las deposiciones de los pájaros ensucien frecuentemente los cristales. Es importante limpiarlos periódicamente para evitar una multa de la DGT, y no poner en riesgo la conducción. Otro de los elementos que pueden ser un motivo de multa es el hielo que se acumula en los cristales durante el invierno. Recuerda que no es suficiente con quitar una parte, aunque te pueda parecer que las esquinas no son importantes, conducir con hielo en esas zonas reduce la visibilidad y puede generar ángulos muertos.
  • La matrícula es otro de los elementos del vehículo que se deben mantener limpios para evitar una multa de la DGT por llevar el coche sucio. Lo cierto es que la DGT le da tanta importancia a este elemento porque es a través del cual se identifican los vehículos, y el cúmulo de suciedad puede evitar que la matrícula cumpla su función al no verse adecuadamente. 
  • Por último, los faros de los vehículos también deben mantenerse limpios.  Con el paso del tiempo se acumula la suciedad en ellos, lo que hace que luzcan menos, y que incluso su luz adquiera un tono amarillento. Puedes limpiarlos sin miedo a dañarlos utilizando una mezcla de vinagre de alcohol y bicarbonato de sodio. 

También te puede interesar: Coches con etiqueta ECO de la DGT – ¿Cuál compro?

Multas por llevar el coche sucio

La multa de la DGT por llevar el coche sucio oscila entre los 80 euros y los 200 euros. Una sanción importante que puede evitarse fácilmente manteniendo limpios los 3 elementos que hemos visto en este artículo: los faros, los cristales y la matrícula. 

Ahora que ya sabes que llevar el coche sucio te puede costar una multa de la DGT, o incluso generar un accidente, esperamos que en la próxima limpieza de tu vehículo prestes especial atención a esas zonas. ¡La seguridad es lo primero!